Proyecto de reforma y diseño de interiorismo

Fecha: 2018
Localización: Huesca
Cliente: Particular
Arquitectos: Esther Anzano Laborda y Nuria Alastrué Azón
Categoría: Reforma e Interiorismo

 

Nos enfrentábamos a una vivienda con una morfología particular.

El proyecto parte de una premisa principal: la reconfiguración de una vivienda para una pareja joven con un programa de necesidades que busca poner en valor la zona de día (salón, comedor y cocina).

La intervención consiste en la supresión de las paredes de cerramiento que separaban distribuidor, cocina, salón-comedor y un dormitorio, dando como resultado un espacio único, flexible y luminoso, con la cocina como alma de la vivienda.

La isla de la cocina se convierte en el elemento articulador del conjunto, dotando al hogar de un espacio de relación amplio, confortable y muy familiar.